Archivo de la etiqueta: riego

Cómo reproducir una orquídea a partir del tallo

¿Tienes una orquídea en casa con algún hijuelo? Pues puedes reproducirla fácilmente. Te lo explicamos en un vídeo, de la mano de Íñigo Segurola. En este caso te contamos cómo reproducirla por el tallo.

Además podrás conocer otros consejos para su cuidado, como por ejemplo, el abonado.

Cómo reproducir una orquídea

En el siguiente enlace podrás el vídeo que te explica cómo reproducir al detalle una orquídea a partir del tallo.

VIDEO:  http://bit.ly/ReproduccionOrquideas

Una vez tenenmos el tallo o el hijuelo cortamos los plantamos en una maceta transparente con el Substrato Orquídeas.

CONSEJO EXTRA: Productos específicos para orquídeas

2 opciones para la reproducción por el tallo

Las orquídeas se puedes reproducir por el tallo mediante 2 vías:

  1. Cuando la flor se marchite, cortaremos el tallo por la intersección en el que brotan nuevas hojas.
  2. El tallo tiene un hijuelo. en este caso cortaremos la planta por el punto donde está unida al tallo floral.

4 consejos para las orquídeas

1. No se cultivan con substrato para orquídeas. Si no con corteza de pino.

2. No regar demasiado. Mejor pulverizar.

3. Abonar, lo justo. Pero con un abono para orquídeas.

4. Luz, mucha luz.

Otros consejos para orquídeas

Cómo revitalizar una orquídea

¿Tienes una orquídea mústia, ya sin flores, con las hojas de un tono verde claro? Esto es que le falta vitalidad.

Si quieres revitalizarla y recuperarla, puedes usar un abono provitaminico para orquídeas que la vigorizará. Te lo explica Íñigo Segurola en el siguiente vídeo.

VIDEO: http://bit.ly/vigorORQUIDEAS

Enfermedades de las orquídeas

Existe un insecticida-fungicida-acaricida para orquídeas para el control de numerosos insectos que atacan la planta de la orquídea.

Se trata de un producto que se muestra especialmente efectivo para el control, tanto preventivo como curativo, en pulgón, escarabajo, oruga

 

Anuncios

10 errores más comunes en el cuidado de las plantas

Sabemos por experiencia que el cuidado de las plantas no requiere de mucha profesionalización. Pero tampoco se trata de regarlas y listos. Hay cuidados básicos -unos 10– que debes tener en cuenta. O lo que es lo mismo: habitualmente los aficionados a la jardinería doméstica comenten 10 errores que provocan que las plantas no se desarrollen adecuadamente.

¡Vamos allá! ¿Nos sigues?

1. No preguntar

¿Vas al centro de jardinería y compras las plantas a lo loco, sin fijarte? 

Pues mal. En primer lugar, debes saber qué plantas y flores compras. Y luego pregunta sus cuidados más básicos. De esta manera, sabrás donde plantarlas, si son adecuadas para tu casa o jardín…

Así que… empieza por preguntar.

2. Regar demasiado

¿Creo que esta semana o mes no he regado las plantas? Pues venga, ¡a regar!

Y a lo mejor ya es la segunda vez. Un riego excesivo hace que las raíces se pudran -sobretodo si la maceta o contenedor no tienen agujeros para filtrar el agua sobrante.

Qué tener en cuenta para el riego:

Plantas Interior:  Por lo general, 1 vez a la semana en primavera-verano y una vez cada 15 días en otoño-invierno.  O bien: cuando el substrato se seque.

Plantas Exterior:  Por lo general, 1 vez a la semana en primavera; 2 en verano -o más, si hace mucho calor; 1 vez cada 15 días en otoño y una vez a mes en invierno -cuidado con las heladas.

3. Regar poco

Creo que ya regé las plantas hace un par o 3 días. Pues nada, me siento al sofá.

Pues tampoco esta actitud es muy beneficiosa para la plantas y flores.

Si no te acuerdas de cuándo las riegas, apúntatelo en un calendario. 😉

4. Cambiar de ubicación

Voy a cambiar las plantas y muebles de comedor. 

Y entonces lo cambias todo de sitio. Si a una planta le va bien un rincón del comedor, o del recibidor,… No la cambies.

Si funciona, no cambies de sitio a la planta.

5. Luz, sol directo o indirecto

Va pongo la planta a pleno sol que seguro que le va. 

Pues no. Debes saber si le conviene el sol directo, la sombra, la semisombra o la luz indirecta.

Así que: Punto 1: Pregunta.  😉

6. Abonado

¿Abonar las plantas? No, no hace falta. 

¡¡Error!! Sí que hace falta darles nutrientes -abonar- a las plantas. Unas más que otras, pero a casi todas les viene bien.

Para la próxima primavera, mira este vídeo para el primer abonado primaveral:

VIDEO Abonado Primaveral: http://bit.ly/AbonadoPrimaveral

Así que: punto 1. Pregunta.  😉

7. Substrato

¿Este substrato sencillito servirá, verdad? 

Pues, no. Algunas plantas requieren una composición especial en el substrato: más ácido, con materia orgánica,… Así que mira qué caractertísticas necesitan.

Y también es importante renovar el sustrato de vez en cuando, pues se desgasta del riego.

Cómo renovar el substrato

Gama substratos

Así que: punto 1. Pregunta.  😉

8. Plagas, ¿qué es esto?

¿Plantas enfermas? Ni idea.

O sea: no sabes indentificar si una planta está enferma. Y entonces, te la miras, sin compasión y piensas: “¿Y a ésta que le pasa?”. Pues nada que ha cogido un hongo, le han atacado los ácaros o algún insecto.

Primer paso: fíjate en el color de las hojas, cara y revés; y en las flores.

Este dibujo te puede inspirar.

9. El trasplante

¿A qué mola esta planta tan grande? Y en la maceta original, ¿eh?

Efectivamente, las plantas nacen, crecen, se reproducen y si no las trasplantas… pueden morir.

Periódicamente, las plantas que albergues en macetas se deben trasplantar.

Algunos consejos para el trasplante:

Época: Mejor en primavera.  También puedes hacerlo a principios de otoño.

Maceta: Siempre un tamaño superior al actual. No mucho más grande

Pasos para el trasplante:

1. Mejor si el substrato está seco, así será más fácil que la planta salga de la maceta.

2. Poner un poco de substrato en el nuevo contenedor y colocar la planta. Rellenar con más substrato.

3. Regar.

10. No preguntar

Pues eso. Preguntar abre puertas, ventanas y mucho más. Así que pregunta. 🙂

 

 

Qué cuidados necesitan las plantas de interior en invierno

En invierno, las plantas de exterior requieren menos atención, pues están en reposo. Así que es el momento de dedicarles tiempo a las plantas de interior.  Las plantas reciben menos horas de luz. Pero a las plantas de interior no les importa, porqué sus dos características principales son que sobreviven con poca luz y a una temperatura constante.

Y aunque parezca que en invierno no hay nada que hacer, ninguna tarea por realizar… No te relajes. Te sugerimos algunas ideas. 😉

¡Vamos allá!

Tareas básicas de las plantas de interior en invierno

Existen algunas tareas para plantas de interior que son básicas para todo el año. Así que… ¡ánimo!

  1. Elimina las hojas marchitas de potos, drácenas, patas de elefante, espatifilo,…
  2. Evita ambientes muy secos.
  3. Vigilar el riego.
  4. Evita colocar las plantas cerca de los radiadores de la calefacción.
  5. Limpia el polvo de las hojas con un drapo húmedo. Y para más brillo… Brillo Natural.
  6. Abona: aunque no es época de abonar, un poco de nutrientes no les irán mal.

En invierno no se abona, ¿verdad?

Habitualmente, se aconseja no abonar las plantas de interior, pues su desarrollo en los meses de otoño e invierno es menor. Pero es verdad que se la puede nutrir con bioestimulantes que las alimenta y fortalece las raíces sin desarrollar su crecimiento, ya que contienen menos nitrógeno.

Para plantas verdes puedes probar un bioestimulante a base de algas marinas como el Algimar Gel Plantas Verdes. Además de las algas marinas, incorpora hierro lo que favorece que las plantas verdes mantengan su verdor.

En el caso de la plantas con flor, opta por el Algimar Gel Plantas con Flor. Además de las algas marinas, incorpora más potasio lo que favorece que las plantas con flor mejoren su floración.

Y si lo prefieres, opta por el Algimar Gel Universal, es más versátil. Las algas marinas que incorpora – Ascophyllum nodosum– está considerada la planta marina más activa desde el punto de vista biológico y nutricional, por eso se usa mucho en abonos. Es muy rico en nutrientes y aminoácidos muy beneficiosos para las plantas.

¿Puedo trasplantar?

Aunque quizás no es la época que más se trasplante, no hay problema en trasplantar tu planta de interior. Pero sigue estos consejos:

  • Recipiente: que sea un poco más grande que el actual. No demasiado más grande, pues se desperdicia espacio. El tamaño del tiesto siempre debe ser progresivo.
  • Substrato: escoge un sustrato de calidad.

Puedes ver todos estos consejos y más en este VIDEO con consejos de Íñigo Segurola.

 

Cuidados de la Costilla de Adán

Si eres de los que te gustan las plantas pero no les dedicas mucha atención -por falta de tiempo o descuido- la Costilla de Adán es una planta de interior o exterior pensada para ti. ¿Por qué? Requiere pocos cuidados y embellece tu hogar.

Si aún no tienes una de estas plantas en casa, ya tardas. A los decoradores les encanta. Así que allá vamos, consejos y trucos para el cuidado de la Costilla de Adán.

Consejos básicos de la Costilla de Adán

Luz interior: Muy luminoso.

Luz exterior: No sol directo.
Riego: Cada 1-2 semanas, con buen drenaje.
Substrato: Mejor si tiene un poco de compost vegetal, especial para Plantas Verdes . 
Abonado: Cada 20 días con un abono para Plantas Verdes
Dificultad: Fácil
Enfermedades más comunes:
Clorosis férrica (Ferro-Flower), cochinilla (Anticochinillas ), ácaros (Anti-oídio)

Si tu Costilla de Adán la ubicas en el exterior del hogar, ten en cuenta que no soporta las temperaturas más bajas de 0ºC.

Trasplante y reproducción

A pesar que la Costilla de Adán puede sobrevivir en macetas pequeñas, observa que si necesita más espacio. Si su crecimiento es bueno, cada 2 años deberías trasplantarla.

En el caso de su reproducción, el sistema que más funciona es el de esquejes de tallo. Escoge tallos de 30 cm y plántalos en el substrato, riega y a esperar que eche raíces.

Dale brillo

Con el tiempo las plantas verdes, como la Costilla de Adán, suelen perder un poco el atractivo porqué las hojas se llenan de polvo. Pero, tranquilos, se puede recuperar el verde y su brillo natural. ¿Cómo?

Dos pasos para recuperar el brillo

  1. Limpia las hojas con un trapo mojado ligeramente.
  2. Pulverízalo con un producto específico para un brillo natural.

¿Qué conseguimos con este producto abrillantador? Realzar los tonos verdes y eliminar las manchas de cal. Además suelen venir con formato spray, así que conseguimos aplicar el producto de manera uniforme por toda la planta.

 

Aloe Vera: cultivo y falsos mitos

Seguro que habrás oído a hablar del Aloe Vera. Se trata de una planta crasa que se caracteriza por tener una hojas muy carnosas. Es muy popular porqué se le atañen muy buenos beneficios para la salud.

En este post de contamos cómo cultivar con éxito un Aloe Vera y desmitificaremos algunas ideas que se han extendido sobre sus benefecios. ¡Allá vamos!

Variedades de Aloe

A lo mejor no lo sabes, pero la planta de Aloe puede encontrarse en diversas variedades. La más conocida es la Vera, pero, entre otras, también existen:

  • Vera.
  • Arborescens
  • Saponaria.
  • Aristata.
  • Brevifolia
  • Ciliaris
  • Ferox
  • Striata
  • Variegata
  • Juvenna

El Aloe Vera suele habitar en arenales y roquedos costeros. Se cree que probablemente es originaria de Arabia. Aunque se encuentra en regiones subtropicales y templadas de ambos hemisferios, también incluido el Mediterráneo.​

Consejos básicos para el cuidado del Aloe Vera

Tanto si la cultivas en maceta o plantada directamente en el suelo, debes saber qué…

Interior o Exterior: Ambos. Ten en cuenta la temperatura que resiste.

Suelo: Drenado, no puede encharcarse con el agua de riego.

Substrato: Rico en materia orgánica.

Temperatura: La temperatura más idónea para el aloe está entre los 17 y 27 ºC. Evita  temperaturas bajas de menos de 10 ºC.

Riego: Conviene que esté bien hidratada pero sin pasarse. Si la cultivas en maceta, mejor regar y evacuar el agua sobrante.

Abono: No requiere mucho abonado, pero si la ves débil puedes usar un fertilizante para plantas crasas.

Propagación: Si quieres tener más plantas de aloe, deja que los hijos que van surgiendo crezcan. Cuando alcancen los 20 cm, córtalos con cuidado y plántalos.

Cuando usar el Aloe vera

Mucha gente no sabe que la planta, como tratamiento, debe empezarse a usar a los 2 años de edad. Es en este momento cuando sus propiedades son más beneficiosas.  Y a más edad, más beneficios.

Falsos mitos del Aloe Vera

Puede curar la diabetes. FALSO

Ayuda a cicatrizar las heridas: VERDADERO.

Cura el cáncer: FALSO.

Es un buen bactericida para el estómago: VERDADERO.

Sirve para regenerar el cabello: VERDADERO.

Espatifilo, planta de interior

El Espatifilo una de las plantas de interior por excelencia. No tiene unos cuidados muy difíciles, pero debemos saber qué luz necesita, riego, abonado,…

Es apreciada por su elegancia y por qué puede florecer durante todo el año.

Consejos básicos para su cuidado

Luz: no le importa que no tenga mucha luz, así que casi mejor que no le dé el sol directo.

Temperatura: entre 16-21ºC

Riego: sólo cuando el substrato esté seco. No empapar porqué podría perjudicar las raíces.

Abonado: cada 20 días o incluso una vez al mes. Abónala, por ejemplo, con el abono PLATINUM o cualquier otro universal.

Substrato: usa un substrato de calidad como el Platinum 10.

Sus flores blancas, junto a las hojas verdes, la convierten en una planta muy elegante para cualquier rincón de casa.

Manchas marrones, ¿qué le pasa?

Una de los problemas que suele tener el Espatifilo son las manchas marrones en sus hojas. ¿A qué se debe?

Seguramente es por un exceso de riego. Así que lo mejor será regar cuando el substrato esté muy seco o las hojas decaigan, lo que indica falta de agua. Evitaremos que se encharque. Así que si tienes el espatifilo en una cubremaceta o bajo plato, una vez regada, retira el agua sobrante.

Floración

Como ya te hemos comentado, el Espatifilo puede florecer durante todo el año si el ambiente es el idóneo.

Tras la floración, cuando la flor se marchite, poda la rama a 2-3 centímetros de la unión con la hoja. Cuando se seque totalmente, retira el tallo.

Planta purificante

Además de ser elegante y poder florecer durante todo el año, el Espatifilo se conoce por ser una planta purificante del aire del hogar. Y lo dice nada más y nada menos que la NASA. Según este organismo, gracias a un estudio realizado, las plantas cumplen una función que a veces solemos pasar por alto: son ideales para purificar el aire del ambiente.

De ella cuenta:

  • – Puede sobrevivir con poca luz y poca agua.
  • Crece en temperaturas superiores a los 18ºC. Se recomienda mantenerla lejos de las corrientes de aire.
  • Son plantas longevas. Su flor, en realidad, es una hoja que envuelve a las semillas.
  • Absorbe los cinco contaminantes presentes en el aire analizados por el informe de la NASA (benceno, xileno, amoníaco, tricloroetileno y formaldehído).

Consejos para las orquídeas

Cada vez son más los adeptos a las orquídeas, una flor exótica muy apreciada por su belleza decorativa y su delicadeza. Sus características la hacen ideal como regalo. Pero también condicionan su cuidado.

4 consejos para orquídeas

Si tienes una orquídea en casa porqué te las has comprado  o han regalado, hay 4 princicipios básicos que debes tener en cuenta para que te dure días, semanas y meses…

1. No se cultivan con substrato. Si no con corteza de pino.

2. No regar demasiado. Mejor pulverizar.

3. Abonar, lo justo. Pero con un abono para orquídeas.

4. Luz, mucha luz.

A partir de estas premisas, ya puedes empezar a cuidar esta preciosidad.

Cuidados básicos para las orquídeas

Te detallamos algunos consejos más para que el cuidado de las orquídeas sea exitoso:

Riego: En función de la temperatura; alternar riego con vaporizaciones; evitar encharcamiento. Maceta: Mejor si es transparente, para que las raíces tengan luz y aumente la fotosíntesis. Macetas transparentes para orquídeas
Luz: Mejor con mucha luz, sin que le toque directamente el sol.
Humedad: 40% y en una estancia ventilada.
Temperatura: Templada

Y usa un Substrato Orquídeas específico a base de corteza de pino.

Y cuando las flores se marchitan…

Esta es una parte muy importante para que la orquídea se desarrolle y florezca de nuevo.

Cuando las flores se marchiten y el tallo amarillea, es hora de la poda. Para ello, debes asegurarte que no hay ningún rebrote y que la orquídeas tenga hojas. Entonces deberás cortar el tallo antes que se ponga amarillo. Es decir, realizar una poda. ¿Cómo?

 

VERSIÓN RÁPIDA: Corta aproximadamente 1 cm por encima del segundo o tercer brote. De esta manera, rebrotará de nuevo en poco tiempo.

VERSIÓN LENTA:Corta aproximadamente 1 cm por encima del primer rebrote. Rebrotará más tarde -quizás un año- pero la orquídea dará más flores y más brillantes y hermosas.