Archivo de la etiqueta: protección

Protege tus plantas de exterior con la llegada del otoño

Aunque justo hace unas semanas hemos entrado en pleno otoño y el frío no aprieta, sí es buen momento para pensar en la protección de nuestras plantas de exterior. Que este año no te coja sin previsión.mulching: corteza de pino, proteger del frío

¿Por qué hacerlo? En algunas zonas, durante la noche las temperaturas ya son frescas, así que debemos proteger aquellos ejemplares más delicados. Sitúalos en zonas donde dé menos el frío y no haya corrientes de aire.

¿Para qué hacerlo? Para protegerlas en vistas la invierno. Ccuando el frío aceche, cubre las con telas especiales.

También puedes proteger el suelo del jardín – mulching-con productos especiales como la corteza de pino. Con ella, los hierbajos no crecerán, las plantas estarán protegidas del frío y el agua de riego durará más tiempo.

Anuncios

Mayo, cuidado con los bichos

A más calorcito, más bichos e insectos en el jardín. Y eso quiere decir plagas. Así que insecticida-riegoestate atento a tus plantas y mejor prevenir que curar.
Pulgones, cochinillas, ácaros, trips, moscas blancas, … Si quieres tenerlos a raya haz un tratamiento preventivo con un insecticida: Insecticida Sistémico Riego, la vacuna preventiva y curativa contra un gran número de insectos. Este insecticida tiene la particularidad que protege la planta desde su interior.
Tan fácil como añadir una botellita en el agua de riego y la protección será total.

Romero: fácil de propagar y protector

El romero es una de las hierbas aromáticas más usadas en nuestra cocina.

Esta planta es además una gran aliada del jardín, pues se propaga fácilmente por lo que es una especie a tener muy en cuenta en un jardín de dimensiones grandes.

Para que crezca sin problemas necesita sol y un suelo arenoso, bien drenado y con calor.

A parte de su función para condimentar platos diversos, el romero también es un buen protector de las plantas, pues actúa como ahuyentador de plagas.

Primeros fríos, protege

Empiezan los primeros fríos, sobretodo por la noche. Así que protege aquellos ejemplares más delicados. En el jardín, comienza por situarlos en zonas donde no tenga corrientes de aire o el frío de manera más aguda.

Luego opta por cubrirlas con telas especiales y si se trata de una zona –sin tiestos o parterres- escoje los productos protectores: como la corteza de pino, arcillas o las marmolinas. Con ellas, los hierbajos no crecerán, las plantas estarán protegidas del frío y el agua de riego durará más tiempo.

Protección y menos riego. Genial, ¿no? 🙂