Archivo de la etiqueta: planta

Dos consejos para las nuevas plantaciones en el jardín

SUBSTRATO UNIVERSAL PFLANZENERDE 80LSi quieres plantar en tu jardín o balcón nuevas flores, ten en cuenta la importancia de:

1. Usar un buen substrato: por ejemplo, el Pflanzenerde de FLOWER.

2. Regar después de plantar.

A partir de ahí, ten claro los cuidados básicos de cada planta.

Cuidados para la Clívia

CLIVIA

Luz: Media
Riego: Cada 2 semanas
Substrato: Universal FLOWER
Abonado: Cada 15 días
Dificultad: Media
Enfermedades más comunes: Cochinilla (LD Anticochinillas FLOWER), antracnosis (LD Fungicida FLOWER)

Cambiar una planta de sitio

Ahora que ya estamos en otoño, puede apetecer cambiar las plantas de interior de ubicación. Para protegerlas o para cambiar un poco la decoración en el hogar cualquier excusa es buena.

Antes de hacer canviar de sitio la planta, procura realizar unas tareas básicas:

– Corta las partes dañadas de la planta: hojas,…

– Limpia bien las hojas de polvo.

– Si en el nuevo lugar hay falta de humedad, pulverízalas con agua.

Si a una planta no le va bien su nueva ubicación, enseguida te darás cuenta. Así que procura no descuidarlas y recolocarlas a su lugar originario si es necesario.

¿Has plantado tomateras? Entutóralas

Si has plantado tomateras en tu huerto urbano, cuando empieces a crecer ponles un tutor para que su crecimiento sea mayor.

Bastará con unas cañas delgadas para que las tomateras tengan una guía de crecimiento. Si no tienes cañas prueba con otros materiales, pero sobretodo que sean rígidos. Hay quién se decanta por una especia de red realizada con hilos.

¿Por qué poner tutores? De esta manera la planta crece mejor y por tanto, tienes más posibilidades de éxito. Con los tutores la planta no se rompe y más posibilidades hay de recoger luego los tomates. 🙂

Substrato Aquaplant: menos riego

Dentro de un par de meses, el calor apretará y el riego a nuestras plantas será más constante. Por ello, es importante pensar cómo hacerlo para que las plantas no resienten si un día (o dos) no puedes regar), y además, se ahorra en riego y, por tanto, agua, un bien preciado.

Una primera opción sería realizar plantaciones con el Substrato Aquaplant de FLOWER. Éste retiene parte del agua de riego en los polímeros que contiene y que más adelante van liberando el agua cuando la planta lo necesita.

También podemos optar por el sistema mulching, acolchando nuestros parterres con corteza de pino, por ejemplo, para que mantenga la humedad y el riego dure más días. Así conseguimos ahorrar en agua y en mantenimiento.

Qué y cómo podar

Aún es época de podar árboles y arbustos. Podar parece fácil pero una mala poda puede

causar la muerte de la planta.

Qué podar:

Ramas daqadas, enfermas, secas, las que desborden el volumen de la copa, los chupones (brotes con vigor excesivo) y el crecimiento desordenado

Cómo podar:

Utiliza herramientas bien afiladas y limpias e intentar hacer cortes limpios y cicatrizante de heridas, como el Masti-Cort.

Humedad: cuidado con la roya

La roya es un hongo provocado por la humedad. Es fácil de identificar, pues en el revés de las hojas

encontraremos pústulas o bultitos de color naranja. También se puede apreciar manchas de color amarillo.

Su aparición provoca que las hojas acaben cayéndose y la planta se debilite.

Para curarlo, lo mejor es una buena prevención. Pero si el ataque ya está ahí, lo mejor es curar con un fungicida. FLOWER te aconseja el Fungicida Polivalente Sistémico.

El primer paso es cortar las hojas con roya para que no infecte el resto de la planta.

El trasplante: paso a paso

Primavera es el mejor momento para trasplantar nuestros ejemplares. Es la mayor época de crecimiento de las plantas, y éstas necesitan su espacio. Por ello, fíjate que su maceta o contenedor tenga la medida adecuada. El trasplante sirve también para mejorar el substrato, pues de los continuos riegos y abonados puntuales desmejoran la tierra.

El primer paso para el trasplante será observar si las raíces se asoman por el agujero de drenaje de la maceta. Si es así, se requiere un trasplante. El segundo paso será sacar el cepellón de la maceta (si hace falta sumergiremos la planta con maceta para sacarlo). Seguidamente, soltaremos las raíces para que se aireen un poco y colocaremos el cepellón en la nueva maceta (no te olvides de poner algún árido de drenaje en su interior). Terminamos el trasplante con substrato nuevo y seguidamente procederemos a su riego.
Es muy importante regar después del drenaje para que el cepellón y el nuevo substrato se aúnen. También deberías sacar las hojas secas o algunos tallos marchitos.

Poda los rosales, aún estás a tiempo

Apresúrate a podar los rosales si aún no lo has hecho. Si realizas una buena poda, en primavera tus ejemplares serán vigorosos y florecerán más. Pero no tardes en hacerlo, apura hasta principios de marzo.

Si tu rosal es de la gama de los trepadores, deja dos yemas en cada rama secundaria; en el caso de los rosales bajos, deja 3 yemas: y en arbustos, lo ideal es eliminar una tercera parte del ramaje. No te olvides de subsanar aquellas zonas que estén marchitas o menos vigorosas, pues si las dejas, más adelante la planta gastará demasiada energía en ellas y descuidará el resto de la planta.

Cuando finalices la poda, recuerda abonar para que el rosal no tenga carencias nutricionales, como el potasio o nitrógeno.

Recuerda: la poda de los rosales debe ser anual, usa el Abono Rosales FLOWER.

¡Horror! Mi bromelia se muere

Una aficionada a las plantas nos ha enviado esta foto. Bueno, en primer lugar, que no se preocupe. “¿Puedo recuperar su aspecto o directamente debo proceder a su reciclaje?”, pregunta. (Risas).

A la Bromelia (de la familia de las Tillandsia) no le pasa nada. No se está muriendo; sencillamente, su flor madre se seca para que pueda nacer un hijuelo, que salen cuando la madre ha terminado su ciclo. Así que nadie se asuste, los principiantes, ya se sabe ;-).

Claro, la pobre, casi recién comprada (dos meses de vida), pues se ha preocupado. “¿Me habrán timado?”, seguro que ha pensado. Pues no. Precisamente, lo habitual es cortar estos hijuelos con raíz y plantarlos en otro recipiente. Así que en lugar de una, quizás tengas dos. Se puede dar que a la vieja Bromelia le rebrote otro hijuelo, pero lo más probable es que no. Bueno, se puede comprobar.

La verdad es que la Bromelia es una planta sencilla de cuidar y muy agradecida decorativamente hablando, pues sus ejemplares suelen ser muy vistosos. Parece que no necesita muchos cuidados (y así es), pero es primordial –al ser una planta de origen tropical- que esté en un ambiente en temperaturas altas y también la humedad. No conviene regar demasiado (y menos en invierno), a poder ser espaciar los riegos hasta que el substrato se seque. Su abonado debe ser quincenal en primavera, mientras que invierno prácticamente será nulo, pues, como en muchas plantas, la actividad cesa.

Un buen substrato es el Substrato Orquídeas, con una formulación que permite una buena aireación de raíces y drenaje. Eso sí, cuidado con los hongos (Pythium y Antracnosis) y los insectos (Cochinilla), las enfermedades que pueden causar (ahora, sí) graves problemas.

Ante casos así, ¡calma! Lo mejor es consultar a un experto. Aquí estamos.